sábado, 21 de febrero de 2015

Soy una entrada de mi blogg


Esta noche tenemos cena en casa; y con un ilustre invitado cruzo estos whatsups previos. Remata el tío con un hermoso elogio.



Estoy como Gil de Biedma, salvando las distancias. Él dejó de escribir porque quería ser poema y no poeta y ya lo había conseguido. Yo ya veo: nunca quise ser bloguero, sino un post.