domingo, 27 de marzo de 2016

Miguel Espinosa, mi padre


Como de Miguel Espinosa, mi padre he escrito en el Diario el artículo que tenía que haber sido una reseña aquí y he dejado caer mis admiraciones en Twitter, traeré a Rayos y Truenos una pega.

Me entusiasmó, como es natural, esta denuncia de Juan Espinosa del truco del almendruco.  Y a las pocas páginas va y se mete con el marqués de Peralta, esto es, con san Josemaría Escrivá de Balaguer, o sea, con el fundador del Opus Dei, sin venir mucho a cuento. Parecía, realmente, el pago del peaje al mundo que había denunciado diez minutos antes. Yo, en cualquier caso, se lo perdono, que el mejor escriba echa un borrón. Y el libro es una maravilla.

Lo que colgué en Twitter: