martes, 12 de abril de 2016

Si vais a la felicidad


"Si vais a la felicidad, llevad sombrilla" es una greguería de Gómez de la Serna que me gusta tanto que la asciendo a aforismo moral. Sin embargo, ahora que estoy en la gloria (en la gloria silente), he recordado que siempre sostuve que la protección solar era cosa de chicas, que las sombrillas, de puretas, que las gafas de sol, de madrileños y, si no miraba al sol de frente como las águilas, era porque las águilas no lo miran de frente, en realidad. Con lo de las sombrillas y con los años he hecho una excepción, pero el espíritu es el mismo de antaño. Y, aunque me quito el sombrero (¡también el sombrero, fuera sombreros!) ante la greguería de Ramón, a la felicidad voy sin sombrilla, a cuerpo. Prefiero tostarme.