domingo, 9 de octubre de 2016

Ciclo vital


Una vez me encontré a una ex-alumna mía en una consulta y, tras saludarnos, me dijo: "Y ahora, a ver, bájate los pantalones". Aquello me impresionó mucho, pero no tanto y, sobre todo, de forma muy distinta a la de ayer. Voy a ver a Carmen en su primer día de clase de tenis y me encuentro con que su profe es un alumno de mi primer curso de profe. Me hace tanta ilusión que entro en el campo y nos damos a un abrazo. Comentamos cómo se encadenan los ciclos de la vida y hacemos votos para que Carmen le dé clases de algo al hijo del profesor de tenis.


2 comentarios:

Aitor Suárez dijo...


Mi alumna-niña
es ahora mi médico
de cabecera.

(Lo siento, leí su entrada y ha llegado un momento en que inconscientemente hablo en 5-7-5. Tal vez debiera consultar a un psiquiatra.)

Enrique García-Máiquez dijo...

No lo sienta. Es un haiku estupendo. Más ciclo vital que mi entrada.