viernes, 21 de octubre de 2016

Declinación


Lucho a brazo partido para que mis hijos no me llamen "papi". Papá ya va bien, digo yo. Pero se me ocurre que estamos ante un caso de declinación, no de la elegancia, solamente, sino también lingüística. Como "papá" ha desplazado a "mi padre" como nominativo y acusativo; para el vocativo el instinto del lenguaje se busca una nueva terminación: el 'papi' dichoso.

A ver si les convenzo de que el español es un idioma sin declinaciones.



5 comentarios:

Pablo75 dijo...

En francés "papi" (pronunciado papí) es abuelo.

Enrique García-Máiquez dijo...

Inquietante. ¿Será que me ven muy mayor?

Pablo75 dijo...

Si ya saben francés, está claro... ;-)

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...


Lo terrible, lo verdaderamente horripilante (motivo incluso para pensar seriamente en el suicidio asistido) sería que le llamasen "PAPUCHI".

Josefina dijo...

Terrible, de verdad. Y me hizo mucha gracia el último comentario, jajaja, pero tiene razón.
Una hermana mía, cuando alguno de los hijos le decía mami respondía "¿qué, hiji?".