miércoles, 29 de octubre de 2008

Weltanschauung Botellón

En el artículo no me meto en parapsicologías. Aquí, en confianza, voy a intentarlo. Digo yo que ese interés impudoroso y desvergonzado de Zapatero en ir a una cumbre a la que no le han invitado puede responder a dos cosmovisiones del líder. Primera, ZP pertenece a la Generación Botellón (al menos mentalmente) y cree que todo se reduce a encontrar aparcamiento. Segunda, Zapatero está convencido de que el 15-N en Washington se va a celebrar el funeral por el capitalismo, y para asistir a un entierro, la verdad, nunca se han cursado invitaciones.

8 comentarios:

carmen dijo...

Tu artículo es genial, ya lo he votado. Es cierto que nunca se invita en los entierros pero siempre hay alguien en ellos que le gustaría ser el muerto.

Fernando dijo...

Maestro:

Muy bueno, en el artículo, lo de los dos escalones que Wilde ni intuyó; y lo de la imperturbabilidad del orgulloso.

Maestro, supervalora al sujeto y al resto de la panda al buscar explicaciones tan elevadas para este teatrillo. Zapatero quiere ir porque piensa que el español es primario, incapaz de asimilar conceptos, sólo apto para las imágenes: la única forma de saber si eres importante o no es viéndote en una foto con toda esta gente, igual que para saber si uno es rico no hay que preguntarle por el dinero que tiene en la cuenta, sino ver el coche que lleva / el traje que se gasta / la novia que tiene.

Así enjuicia el presidente al pueblo español, y al hacerlo acierta plenamente: por eso ganó las últimas elecciones.

Anónimo dijo...

Buen artículo. La explicación de la cita de Jonhson oportuníisima.

Rafael G. Organvídez dijo...

Muy bueno el artículo, Enrique. Habría que ponerlo en relación con el que ha escrito Fernando Iwasaki y que publica hoy el ABC.

Manupé dijo...

Lo único que le pediría al presidente del gobierno es que tanto si va como si no, explique las aportaciones que podría hacer para solucinar la crisis, si puede ser, cuanto antes.

Dulcinea dijo...

Es la primera vez que leo tu blog. Me parece una entrada muy buena. Y el artículo también.
Saludos

Gonzalo dijo...

Yo lo que temo es que si acaba yendo se ponga en plan amiguete chulo y corte las conversaciones con un soberbio "No passsssa nada, que lo pago yo".

Visto el currículum...

Rocío Arana dijo...

Me encanta el título, me encanta el arranque del artículo, ya lo digo.