martes, 18 de marzo de 2014

Todas, Jesús


Pasamos bajo la Virgen del Rosario que preside la entrada de Rota, villa de la que es patrona. Carmencita nos pregunta por qué todas las vírgenes ponen a sus niños 'Jesús'. Tras la sorpresa, le explico que es el mismo Niño. No le convence en absoluto que tantas madres tengan un mismo hijo y me improvisa una letanía, que me emociona: "Hay la Virgen del Carmen, la Virgen del cole, la Virgen María, la Virgen del Rosario...". 



Pienso que mi hija ha detectado el invariable eje cristocéntrico de toda la multicolor devoción mariana, pero no puedo evitar una respuesta más devocional: "Son nombres distintos para la misma madre. Una explosión nominativa de cariño. Exactamente como yo contigo, que te llamo Carmen, princesa, guapa, Lupita, cariño, pequeña, Carmenciña, chavalina, Cordelia..."





6 comentarios:

Kris Kelvin dijo...

La Virgen del cole, ésa sí que es importante, al menos para los que nos educamos en los Maristas

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...

ESTE COMENTARIO NO ES PARA PUBLICAR

"...le ponen a sus niños...": Hay una discordancia: "le" debe concordar con el complemento indirecto (dativo) al que reduplica, y dado que va en plural ("a sus niños"), no debe ser "le", sino "les".

Saludos.

Varenka dijo...

La llamas Cordelia?

Enrique García-Máiquez dijo...

Muchísimas gracias por las correcciones, Z d P. Iba tan corriendo que no vi que tenías, además, el detalle de perdirme que no lo publicara. Siento haber sido tan indiscreto. Lo dejo ya, como homenaje a ti y a todos los que ayudáis a que Rayos y truenos no sea tan torpe.

Su nombre secreto es Cordelia, y Guadalupe también.

Lo de la Virgen del cole me sonó muy bien, efectivamente.

Abrazos.

Corina Davalos dijo...

¡Ahora no te libras de una entrada sobre los motes de tu hija!

Anónimo dijo...

La discordancia, en la que no había reparado, es real; pero también hay una concordancia psicológica: se está pensando en que solo hay un Niño. Recuerdo que Cervantes utiliza un pronombre masculino para representar a una encina (u otro árbol de género femenino, no lo recuerdo muy bien). Sin duda porque estaba pensando en árbol.
Jilguero