miércoles, 8 de octubre de 2014

No me resigno


Romeo y Julieta es, desde luego, una protesta contra el amor romántico. Pero, vuelto a pensar, si la muerte disuelve el matrimonio, ay, ¿no estamos todos abocados a un amor fugaz, casi frívolo, qué más dan 3 días que 30 años? Puede leerse la tragedia shakesperiana como un anhelo de un matrimonio sin fin, como un anhelo imposible. Yo no me resigno, y clamo por un matrimonio de verdad indisoluble. 


7 comentarios:

Ignacio Trujillo dijo...

Es que, yo no sé el matrimonio, pero el amor, desde luego, sí que perdura más allá de la muerte, y será sublimado, cuando el supérstite expectante se encuentre de nuevo con el otro.

Enrique García-Máiquez dijo...

Ahí está el quid: si el matrimonio es la perfección del amor y, por tanto, tendría que ser indisoluble como el alma o si es una simple cáscara circunstancial.

Aceptaría una solución de compromiso: que resucite con los cuerpos gloriosos.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Una persona muy querida para mí lamentaba poco antes de morir que en el cielo hombres y mujeres no se dieran en casamiento, como dice Jesús a los saduceos.

Enrique García-Máiquez dijo...

Yo no pierdo la esperanza de que aquella respuesta a los saduceos fuese un poco fruto de la impaciencia, al estilo de aquella otra: "Si vosotros no me contestáis a eso, yo tampoco os contesto, ea". O tal vez un truco equitativo para que los creyentes también sintiésemos, y cómo, ay, el desgarro de la muerte, que, si no, lo de John Donne.

Ignacio Trujillo dijo...

El amor conyugal es un reflejo del amor de Cristo, "Y vosotros, maridos, amad a vuestras esposas, tal como Cristo ama a su Iglesia..." Ef.5 y Dios Esposo sella una alianza nupcial y eterna con la humanidad… Por ahí pueden ir los tiros..
El tema se complica cuando ha habido varios matrimonios...
De todos modos, yo estoy seguro, que "algo" del vínculo o vínculos perdura en el cielo, no sé de qué manera. ¿Cómo va ser lo mismo la "relación" celestial que mantengas con tu esposa/o que con otra/o que no conoces de nada? La lógica se rebela.

Anónimo dijo...

Me dijo alguien que la Iglesia debía revisar la indisolubilidad matrimonial porque ahora se tiene una esperanza de vida mucho mayor, con lo que el matrimonio se hace excesivamente pesado.

Anónimo dijo...

Pero yo creo que el compromiso matrimonial se refiere a la obligación de entregarse y ser fiel, etc., todos los días de la vida. No que el matrimonio sólo dure hasta que la muerte nos separe. BB