jueves, 10 de septiembre de 2015

Elogio del cansancio





Lo gracioso del cansancio es que vuelve siempre. Escribí este artículo por otro cansancio, hace bastante tiempo, pero la revista ha salido ahora, y parece que fue escrito ayer.


1 comentario:

Corina Davalos dijo...

Estupendo artículo, soy de las que corre para cansarse. Creo que le viene muy bien a tu reflexión la definición de casa de Rafael Alvira (bueno, es la de familia, hogar, que en este caso coincide): "El lugar al que se vuelve".