martes, 1 de septiembre de 2015

Y dale con la pena



Tengo una pena escondida, 
pero escondida tan bien 
que más parece perdida.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo una pena escondida,
pero escondida tan bien
que más parece perdida.

Otra vez
Juan P.

Enrique García-Máiquez dijo...

Mil gracias Juan. Mejora tanto la copla que lo hace distinto, con un timbre de pena más elegante y sostenido. Más soleá. Ni qué decir tiene que me quedo con la corrección y la agradezco.

Anónimo dijo...

Se ve que no te llegó otro comentario que te hice, en el que te ofrecía otra posibilidad, quizá más natural y entrañada:

Tengo una pena escondida,
tan escondida la tengo
que más parece perdida.

Juan