viernes, 4 de septiembre de 2015

Handicap


"Lo apasionante del golf es que juegas contra ti mismo", me recordaba un amigo, diciendo lo que yo habré repetido mil veces. Pero esta mañana he pensado que eso mismo es lo apasionante del malhumor, que compites contra ti mismo, y contra nadie más. He tenido dos golpes buenos este desayuno. Leonor, a pesar de las horas, se ha sonreído. Quizá puede bajar de handicap.