lunes, 28 de mayo de 2007

El barbero en la Escuela Popular de Docta Ignorancia

Mientras yo trabajaba en un artículo sobre La razón y otras dudas de José Mateos, el Barbero ha aprovechado para recortar estos fragmentos. Que les aprovechen.
¿Qué otra cosa es la libertad sino luchar constantemente por tenerla? Os lo aseguro: quienes dicen: “Somos libres”, ya han comenzado a no serlo.
*
La angustia no es algo de lo que tengamos que huir, sino algo de donde debemos partir.
*
“Lo políticamente correcto”, dijo don Juan, “es la mojigatería del demócrata y consiste en estirar lo sensato hasta la estupidez”.
*
Sólo daréis con la verdad si aprendéis a contradecirla. Hay que dudar hasta el fondo de todo. Por algo nuestro cerebro está metido entre esos dos signos de interrogación que son las orejas.
*
Andarse por las ramas es casi siempre andar más alto.
*
METAMORFOSIS.- Ovidio nos lo sugirió: en este mundo, aquello que deseamos, cuando al fin le damos alcance, siempre se convierte en otra cosa.
*
El odio procura empeorar lo que odia. A quien odiamos no sólo le deseamos lo peor sino —lo que es peor— que se comporte aún peor.
*
Poesía no es algo que se dice sino la única manera de decirlo.
*
Todo el vuelo de la poesía proviene, en cuanto a su continente, de la repetición y de la precisión; en cuanto a su contenido, de la inteligencia y la inspiración.
*
Lo malo ahora no es que la gente no lea, sino lo que la gente lee.
*
Las alabanzas dirigidas a otros cuesta poco decirlas, pero mucho escucharlas.
*
Y por supuesto, tienen razón los que dicen que los monstruos nunca mueren. Pero los héroes que los vencen, tampoco.

6 comentarios:

Jesús Beades dijo...

El de la angustia es genial; no sé si Pepín habrá leído "El Cristiano y la angustia" de Balthasar, pero da en el clavo.

Y el de la poesía es breve y certero.

Carlos RM dijo...

¿"Somos libres" no es un latiguillo de la Cope? Da que pensar. Lo de José Mateos, digo...

aprendiz de barbero dijo...

esos asertos seguramente llevan nadando en la brisa muchos siglos

no conozco ese que nombras que dices que los ha escrito, que debe ser una mente interesante, cuanto menos, pero al leer todas esas muestras de lúcida y simple sabiduría se me viene la sensación que tuvo Paul McCartney cuando, casi sin querer, compuso Yesterday, se pasó días y días preguntando a los otros bitels majaras si alguien sabía de donde había salido esa canción, que a él mismo, que la había compuesto, le daba la impresión de que ya existía. Parece que a Michelangelo le ocurrió igual cuando parió su Moisés en marmol de Carrara, blanco como la cal. Hay una leyenda falaz que cuenta que le tiró un martillo y le ordenó que hablara -menos mal que es mentira, se la hubiera cargado-.

Es la sensación que me dan esas frases magníficas. En eso eres un artista, en señalarnos do están los versos, para que los pobrecitos mortales los gocemos.
Gracias. Me ando por las ramas, sorry, es por ver si subiendo alto veo mas luz.

Juan Ignacio dijo...

Son a cual mejor, pero he elegido la segunda, la de la angustia.

AnaCó dijo...

"Poesía no es algo que se dice sino la única manera de decirlo." ¡Me encanta esta síntesis poética!

Aquilino Duque dijo...

Cada uno de esos recortes es una viruta de oro.