lunes, 14 de mayo de 2007

Sintiéndome interpelado

La honradez intelectual, como las otras, no trae cuenta. Ando inquieto ahora (dando vueltas) con el comienzo de una frase de E. M. Cioran, que me interpela personalmente:
El reaccionario, ese conservador que se ha quitado la máscara…
Para colmo, ni el lunes ni los periódicos ayudan a tomarme la frase con indiferencia. Y tampoco tiene mucho sentido mirar hacia otro lado, o con simpatía (El liberal, ese conservador que se ha soltado la melena), o con retranca (El nihilista, ese progre que se ha mirado al espejo), o con memoria histórica (El socialista, ese nihilista que se ha llenado el bolsillo) o simplemente con mala leche (El centrista, ese idiota que piensa que pensar es sacar medias aritméticas). Lo que de verdad me importa es la pregunta: ¿llevo yo máscara o no hay que tomarse a Cioran al pie de la letra? Él, consciente de mi resistencia a la reacción, a propósito nada más y nada menos que de Baudelaire, insiste donde más duele:
Si se examina el pasado de un escritor y sobre todo de un poeta, si se analizan detalladamente los elementos de su biografía intelectual, encontraremos siempre en ellos antecedentes reaccionarios… La memoria es el fundamento de la poesía; lo caduco, su substancia. ¿Y qué afirma la Reacción sino el valor supremo de lo caduco?

13 comentarios:

julio dijo...

Desde luego: a Cioran no hay que tomárselo al pie de la letra, aun cuando, a veces, no le falte razón.

E. G-Máiquez dijo...

Pues qué descanso... Gracias, Julio.

julio dijo...

Aquí, le falta razón. Además, siempre con esa costumbre suya de hablar de manera absoluta. De una simple intuición, de una observación particular, pasa siempre a generalizar.

Agus dijo...

La verdad es que la frasecita si que un mucho de absolutista tiene.

A mí, de todas maneras, lo que me escama del conservadurismo político es que bebe del conservadurismo como postura ante la vida. Y eso... buf. Como decía Chesterton, no puedo ser conservador precisamente por el hecho de que el hombre no tiende a la mejora por principio (como dice la postura progresista).

Ignacio dijo...

¿Estás leyendo el ensayo sobre el pensamiento reaccionario? Cuántas satisfacciones me ha dado ese libro.

Javier Liniers dijo...

Hayek, gran autor liberal, tiene un ensayo llamado "Por qué no soy conservador". no obstante, en sus obras ensalza las bondades de las instituciones tradicionales nacidas del "orden espontáneo" surgido de la actividad humana libre, perfeccionadas tras los siglos. Ahí reside la conexión entre el pensamiento conservador y el liberal.
Sobre la sentencia de Cioran, no me preocuparía tanto. Me da la sensación de que "reaccionario" ha sido el equivalente al "facha" de siempre, pero en ambientes intelectuales. Es uno de los adjetivos preferidos por los progres.

AnaCó dijo...

¿Has leído el libro de Llano? yo no pero ese título me tienta una barbaridad: "El Diablo es Conservador" por aquí hay una reseña.

CB dijo...

Como diría Donoso Cortés: La causa de vuestros errores, señores cioranes, es que ignoráis la dirección de la civilización y del mundo. Creéis que la civilización y el mundo progresan, ¡y retroceden!

El reaccionario, que por lo tanto es el que va a la cabeza, no es un conservador sin máscara, sino un conservador hasta el gorro (de ideólogos, charlatanes y totalitarios disfrazados de salvapatrias).
La memoria es el fundamento de la identidad, y sólo desde la identidad se hace poesía o filosofía o zapatos o proyectos razonables de futuro.
No hay nada más manipulable ni más indefenso que un desmemoriado ¿Y qué afirma el mito del Progreso sino el valor supremo de la desmemoria?

E. G-Máiquez dijo...

CB, me quito el sombrero, esto es el gorro, y te hago una reverencia.

Jesús Sanz Rioja dijo...

Lo del centrista me ha gustado un montón. Qué malos somos.

CB dijo...

Enrique, no me pongas colorada. Yo sí que te hago una reverencia cada día. Dice además mi hijo Enrique -que le acabo de hacer leer lo del gorro directamente para fardar y ganarme unos puntos- que sólo con que me tuvieras una semana de comentarista de noticiarios en off, callarías como un muerto.
Cómo son. Te ven con un globo y corren a pinchártelo.

E. G-Máiquez dijo...

Tu preadolescente Enrique cumple su papel como pinchador de globos. Lo bueno es que lo hace con un afilado ingenio heredado: dichosa la astilla que al tronco sale.

Aquilino Duque dijo...

Cada vez que alguien me tacha de conservador, me apresuro a sacarlo de su error: "Conservador no. Reaccionario."