sábado, 3 de abril de 2010

Cómo entrenar a tu dragón

Si no tienen hijos, búsquense unos sobrinos, y vayan.

1 comentario:

Javier de Navascués dijo...

Soy un padre obediente y me he llevado a los dos peques esta tarde a verla. Muy chula, ¡gracias!