jueves, 22 de abril de 2010

Ramón Eder

De la última (ay, en todos los sentidos) entrega de Renacimiento me han gustado muchas cosas, pero me ha sorprendido Ramón Eder, al que no tenía el gusto. Excelentes aforismos. El Barbero se ha lanzado en plancha:
Un político es un ciudadano menos.
*
Si nos alejamos mucho de la tentación caemos en la siguiente.
*
No ir al teatro es una forma de hacer crítica teatral.
*
Lo imperdonable de los que acuden sistemáticamente tarde a las citas es que lo hacen porque a ellos les irrita esperar.
*
Un aforismo es lo contrario de un mamotreto.
*
Los escritos que un buen escritor tira a la papelera son mejores que los que publica un mal escritor, y precisamente por eso es mejor escritor.
*
Contradecirse es la única manera de no tener ideas fijas.
*
También es cursi tener miedo a ser cursi.
*
El aburrimiento es un malestar producido por la ausencia de dolor.
*
Somos inmortales todos los días de nuestra vida, excepto uno.


Y de wikipedia (lo siento), no he podido resistirme a este colofón:
Sonreír es vencer la ley de la gravedad.

8 comentarios:

Maria dijo...

Excelentes de verdad. Me quedo con el primero y los tres últimos.
Y por supuesto el que añades.

Andoni Rentería dijo...

Qué buen olfato, Enrique. Casualmente, "Eder" es "hermoso" en euskera. Y, no tan casualmente, este Ramón también es poeta: http://poetasvascos.blogspot.com/search/label/Ram%C3%B3n%20Eder

Ignacio dijo...

¿Qué ocurre, que cierra Renacimiento?

blaudonau@telefonica.net dijo...

¡Qué descubrimiento!

E. G-Máiquez dijo...

Qué bien que volvamos a la fiesta. Y sí son unos aforismos para celebrar.

Y la contra-fiesta: no cierra la editorial ni la librería, pero sí la revista. Que haga honor a su nombre, y renazca, le deseamos.

Ángel Ruiz dijo...

No he visto el último número de Renacimiento; tiene una pinta excelente por sus contenidos, pero últimamente tenía un diseño deplorable, por decir algo: parecía como que la revista se estuviera suicidando.

Ignacio dijo...

Nunca debieron pubicarme... esa habrá sido la puntilla :-)

Juan Ignacio dijo...

Me gusta la primera.

(Ha influído en esta elección la oportunidad. Escuché por la radio de mi vecino a un político, cuyo nombre no pude registrar, qué decía: “El ciudadano pone a todos los legisladores en la misma bolsa”.
Vaya paradoja, porque con esa crítica era él quien estaba poniendo a todos los ciudadanos en la misma bolsa).