lunes, 28 de febrero de 2011

Piso de soltero


Ésta es la nevera de la casa del amigo que amablemente nos había invitado a cenar el viernes. No hay truco ni cartón (de huevos). La entrada del piso daba a la cocina, justo frente a la nevera, y no pude resistir la tentación fotográfica (no había otras).  Lo bueno es que era un piso de soltero con todas las de la ley y la cena se la había traído de casa de su madre. Uf. Um.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

es lo más perecido a la nevera que dibujó y pintó Antonio López... ese pintor imperrealista. J

Anónimo dijo...

No sé qué me altera más, si la botella de leche que jamás ha sido abierta, las tres botellas de agua o las cinco latas monodosis de atún en escabeche.
El dueño de esa nevera necesita encontrar una buena chica, a ser posible con talento para la cocina, pero que ya mismo.

E. G-Máiquez dijo...

Lo del talento para la cocina permitiría que descansaran un poco en casa de su madre, que seguro que se lo merecen.

Paulus Albus dijo...

He visto neveras de pisos de estudiantes mil veces más llenas que esa... ¡Ni siquiera las míticas latas de cerveza! No hay salvación posible...