lunes, 21 de enero de 2013

"Y así te la quitas ya de encima..."


Todos los consejos ascéticos animan a ir a misa muy de mañana. Yo he sido siempre de misa vespertina. ¿Por qué esa heterodoxia (relativa, claro está)?, me he preguntado muchas veces. Y me he contestado muchas cosas: una pizca, por qué no, de rebeldía; algo de biorritmos, que los míos por la mañana ni están ni se les espera y se animan y cuánto por la tarde-noche; otro pellizco de procrastinación… La razón de fondo la descubrí, sin embargo, el sábado cuando me animaron a ir a misa por la mañana con este argumento: "Y así te la quitas de encima..." Lo había oído miles de veces, pero esta vez le vi el brillo blasfematorio. ¡Quitarse la misa de encima!, Dios me libre. Fui por la mañana, porque nos venía mejor y porque no podemos ser supersticiosos ni en un sentido ni en el otro, pero tenía en un bolsillo una nueva jaculatoria ("la misa, siempre encima") y otra razón para dejarla por la tarde, si se puede, coronando el día. 




14 comentarios:

Isabel dijo...

Genial!

Gonzalo dijo...

Hace unos días compartía en g+ (https://plus.google.com/u/0/102664503837953112768/posts/PVT6rvfzg3A) una charla del padre Espinosa de los Monteros en el que uno de los asuntos que comentaba era precisamente eso (en torno al minuto 11).

Gonzalo dijo...

Y a partir del 12:45, tal cual lo cuentas tú.

Anónimo dijo...

Me encanta la nueva jaculatoria (y su blog,por supuesto,el cual que sigo a diario) sin embargo, lo de acudir a Misa por la mañana por "quitártela de encima" no me anima, voy a primera hora para empezar muy bien el día y por si acaso a última hora se me echara la pereza encima...
Gracias por sus entradas y enhorabuena por este blog que tanto ayuda y también, porqué no, también distrae y saca alguna sonrisa.
Un saludo:
Beatriz.

Enrique García-Máiquez dijo...

Gracias por el vídeo, que efectivamente es tal cual, aunque más claramente dicho.

Enrique García-Máiquez dijo...

Así, por supuesto, Beatriz. Mil gracias por todo, y por centrar el asunto.

Anónimo dijo...

Después de muchos días sin poder hacerlo por motivos diferentes, he disfrutado de nuevo al ser sacudido una vez más por tus Rayos y Truenos. No sé porque, o quizás si lo sé; o mejor dicho lo tengo bastante claro, son muchas las ocasiones en las que pones palabras a sentimientos comunes, y eso me ayuda a removerme, recomenzar y centrar el rumbo. Gracias

Juan Ignacio dijo...

El tópico es viejo, pero cómo se ve que al contarlo bien, como lo hiciste, se hace nuevo otra vez.

(Creo que hay gente que sufre tanto sueño por la tarde que prefiere lograr ir a misa a la mañana y el alivio no es "sacársela de encima" sino haber logrado vencerse y haber estado en una misa bien despierto. Pero esto es otra cosa. Suele ser gente que se preocupa y que no diría que "se la sacó de encima").

Anónimo dijo...

Hay una razón para ir por la mañana; y es que no sabemos si por la tarde vamos a estar vivos. Soy, sin embargo, inconsecuente.
Jilguero

Enrique García-Máiquez dijo...

Lo de la muerte es un argumento inapelable. Aunque oír la misa del día desde el Cielo...

Muchísimas gracias al anónimo amigo. Me anima mucho, y me ayuda de veras su generoso comentario.

Y gracias, Juan Ignacio. Como sabes, como escritor, mi tentación no es ser original sino contarlo bien. ASí que me has hecho el elogio más encantador que cabe.

Abrazo a todos.

María dijo...

Yo soy de mañanisimas porque no se si por la tarde voy a estar muerta...
debo decir mucho Lo de Estoy muerta porque un día iba con mi hija pequeña (tenía 4 años) y nos asaltó una compañera de otra de mis hijas, de 11, y me contó: "Fulanita se ha desmayado y se ha quedado muerta", y preguntò la mía "pero muerta de cansada o de irse al cielo?"
Pues eso, si me voy a ir al cielo, espero Como bien dices tenerla alli, pero lo que siempre temo es estar muerta de cansada.
Como dices es cuestión de biorritmos.

Enrique García-Máiquez dijo...

Genial tu hija. ¿Muerta de cansancio o de ya descansó?, podría decirse también, por simetría. Lo usaré.

Ignacio Trujillo dijo...

Tu entrada es buenísima, Enrique, pero es que los comentarios no le van a la zaga. El enlace de Gonzalo y todos los demás, me he divertido de veras.

María dijo...

Jajaja, lo de "ya descansó" es genial. Ahora mismo se lo cuento a mi madre que le va a divertir.
Pido disculpas por la cantidad de faltas en mi comentario. Se deben a que escribo desde el movil y se ve que no lo repaso bien.