martes, 13 de mayo de 2014

Lástima grande


Lástima grande que no sean horas para tanta belleza. Cada madrugada, antes de irse al trabajo, Leonor me hace un pase de modelos, que sería mi delicia si fuese a otras horas, con otra luz, con menos estrés.