jueves, 5 de junio de 2014

La transparencia de la trivialidad


En las conversaciones casuales, sin un espeso tema que desentrañar arduamente, se ve, al fondo, el alma del interlocutor, su incomparable trascendencia.