miércoles, 11 de junio de 2014

Tres años


Lo dejo todo para el último momento. Así que cuando llegué a casa por la tarde, rodee a Quique con preguntas, esperando una respuesta de las suyas para traérmela a RyT y celebrar hoy su tercer cumpleaños. Pero no tenía —igualico a su padre— su día. Acostándome, lo vi claro: nada de anécdotas, nada de chistes es lo más significativo. La gracia de verdad es su cumpleaños, su existencia. Hoy es un día para el asombro. Mañana, si Dios quiere, seguiremos riéndonos. 


4 comentarios:

Kris Kelvin dijo...

Muchas felicidades. ¡Qué cumpla muchos más!

Kris Kelvin dijo...

Que con tilde.. ¡qué vergüenza!

Suso Ares Fondevila dijo...

¡Felicidades, Enrique y Enrique!

Juan Mazoy dijo...

¡Muchísimas felicidades, Enriques!