sábado, 7 de junio de 2014

Vuelve el barbero, pasando por Persia y Asturias


Como escribía una reseña semanal, me fui dejando barba, abandonando al Barbero del Rey de Suecia. Como estamos de parón en lo de las reseñas, vuelvo a afeitarme, o a afeitarlos, mejor dicho. Se requieren de nuevo los servicios del Barbero. Esto es de Caravana y desierto, la traducción de Almuzara (muy de Almuzara) de las rubayatas de Omar Jayyam. Aquí va mi selección. 


Tu caudal es la vida. No eres oro 
que bajo tierra invite a la codicia. 
* 
Aférrate al finísimo presente.  
* 
Aspira a lo más alto y espera la caída. 
* 
y que no humille a nadie tu alegría. 
* 
ni un pasado, que aun es más inseguro. 
* 
Atesora, paciente, fracasos y tristezas, 
como el impuro centro que las ostras cultivan.  
* 
ni envidies nunca a nadie mientras no se ha muerto. 
* 
Piensa que el bienestar no está sólo en los bienes 
* 
Caravana y desierto, vida y tiempo confunden 
* 
iré a la eternidad en un instante  
* 
La vida es una causa perdida de antemano. 
Inmólate por algo que merezca la pena. 
* 
[Parece Manuel Machado, ¿no es cierto?]
La vida es un abril y cerrar de ojos. 
No te quedes mirándola de lejos. 
Pero basta de chácharas, acércate 
y tápame la boca con tus besos.  
* 
Sin sueños y sin sueño no ambiciono otra cosa. 
¿Quién piensa ahora en nada que no tenga a mi alcance? 
* 
Los días se sumaban, indistintos, 
antes de que el amor se presentara. 
Ahora hay dos que no me importan nada: 
el que habrá de venir y el que se ha ido.



6 comentarios:

Gonzalo García Yangüela dijo...

ni envidies nunca a nadie mientras no se ha muerto.

ENORME

Angel Ruiz dijo...

Es una idea central de Heródoto, supongo que la estará citando, aunque más bien diría "hasta", no "mientras". Tal como lo dice, parecería que lo bueno es morise; en Heródoto la cuestión es la fama póstuma que se posee cuando se puede percibir que una vida ha sido plena.
J. Almuzara tenía en Clarín hace poco un artículo con traducciones de clásicos griegos, muy bien.

ACdR dijo...

¿"La vida es un abril y cerrar de ojos"? Si es una errata, ¡qué maravilla! Y si es delibelada, también. Abrazos.

Anónimo dijo...

Una minúscula curiosidad. Casi todos los versos aquí reproducidos son endecasílabos, o alejandrinos. Pero justo el que cita Gonzalo queda, tal como aparece aquí (no he leído aún la edición de Almuzara) un poco cojo. ¿No sería mejor, pregunto, "ni envidies nunca a nadie mientras no se haya muerto"?

Enrique García-Máiquez dijo...

La errata es deliberada, diría yo.

Y el fallo del endecasílabo, es perfecto —gracias, anónimo, por detectarlo— para confesar mi culpa. En el libro no dice "muerto" sino "ido", pero por el contexto es "muerto" y como yo quitaba el contexto, 'traduje' por "muerto". Estuve tentado, efectivamente, a poner "haya" y redondear la métrica, pero me pareció demasiada intromisión y, en este caso, no necesaria.

Sófocles también sostenía esa idea central.

Corina Davalos dijo...

Me encantan el tercero y el cuarto.