jueves, 13 de noviembre de 2014

Círculo vicioso


Me he despertado tan dormido que me he hecho el café con una cápsula de descafeinado. 

[PS.- La maldición de la rima, que salta en la prosa y se esconde en el soneto. Ahora he de elegir entre "Me desperté" y "café" o "despertado" y "descafeinado". Elijo esta última, para que el eco atestigüe que estoy dormido.]

7 comentarios:

Sandra Suárez dijo...

Yo soy rimófoba. La rima me molesta tanto en prosa como en poesía. Y en teatro (Calderón, Lope, Tirso, Zorrilla...) no me molesta, me exaspera.

Gonzalo García Yangüela ن dijo...

El problema está... en la cápsula. No le veo yo la gracia a esa mariconada, tan de moda.

Enrique García-Máiquez dijo...

Joe, Gonzalo, con lo que os quiero y valoro yo a los carcas, y no me dejáis respirar...

Anónimo dijo...

Cuánta excelente poesía se perderá Sandra a causa de su "rimofobia": Manrique, Garcilaso, San Juan..., prácticamente todo lo mejor de la poesía española hasta el siglo XX, y buena parte de éste mismo. Y para qué hablar de la extranjera (¿Dante? ¿Shakespeare? ¿Keats? La lista sería interminable). Uno lo siente por ella: qué desperdicio.

Sandra Suárez dijo...

Bueno, en realidad a mí me gusta la rima en disonante.

Ya se sabe. Hay rima en consonante, en asonante, y en disonante.

Y esta última es la que a mí me gusta. O sea, la no-rima.

Sólo llevo bien la rima en Borges. Como era ciego, para memorizar lo que iba escribiendo y componer mentalmente sus poemas, tenía que acudir a la rima.

Pero no quiero volver a este debate. A mí la rima me parece una antigualla atávica, un fósil del pasado. Pudo quizá tener sentido en otro tiempo, pero no ahora. En la poesía del siglo XXI (así como también en la prosa: rima interna malsonante) la rima es una cacofonía que no suma, sino que resta.

Anónimo dijo...

Pues ya lo sabe el mundo: desde las 0:00 horas del 1 de enero de 2001 la rima es una antigualla atávica y un fósil del pasado. Me pregunto si con el metro sucederá algo parecido.

Anónimo dijo...

Una puntualización al último anónimo: si se acredita suficientemente, con el correspondiente certificado médico, que uno es invidente,entonces no se le restan puntos por escribir con rima.