sábado, 29 de noviembre de 2014

Mujer música


Yo pretendí prenderla en sólo un gesto 
que fuese inmaterial, también tangible.  
Lo intenté con un libro —el sueño abierto 
y tenso, atento al sol de lo invisible. 

Busqué cosas menores, más modesto:
 
una mañana urbana y luz posible.  
Todo fue inútil: mi deseo abierto 
y oscuro y siendo, en cambio, ella tangible, 

el cuerpo albo, desnudo, aquí, en la tarde...
 
Ahora me concentro en no fijarla 
en pauta o pensamiento para darle 

el ritmo necesario del que calla. 
 
La música la envuelve sin alarde 
mientras ella camina por la sala.


Joâo Filho. En A Dimensâo Necessária, Ed. Mondrongo, Ilhéus-Bahia, 2014. Versión mía.