lunes, 24 de noviembre de 2014

Jaculatorias de mi sobrina Beatriz (7 años)


Lo más poético, siendo objetivos, es la flor cerrada que, nada más tocada por la Virgen, florece. 

A mí me enternece el "pibón", que parece un tanto fuera de lugar, pero que es una expresión muy del padre de la niña, y seguro que mi hermano se la dice a su hija. Hay todo un río subterráneo de ternura que ha ida a desembocar al mar de la ternura. 


5 comentarios:

Gonzalo García Yangüela ن dijo...

El "que me caigo pa tras" tiene lo suyo, también.

Poético... o algo.

:)

Ignacio Trujillo dijo...

Es genial. Lo de la flor es muy poetico, pero lo de pibón es inigualable y lo de me caigo "pa tras", no tiene precio.
En fin, me reido y me ha conmovido su lectura. ¡Buenísimo! Gracias.

Isa dijo...

A mí me gusta lo de que sus ojos se caen, como si ya no hay nada más que merezca la pena ser visto.

Adaldrida dijo...

Es muy muy genial

Adaldrida dijo...

Voto por lo de los ojos que se caen