jueves, 5 de marzo de 2015

Extraños compañeros, compañeras


La política hace extraños compañeros de cama, se dice en impúdica metáfora. La literatura también. Y me ha divertido la coincidencia de admiración primigenia y principal de Aurora Luque, tan malota, y de Natalia Sanmartín Fenollera, tan reaccionaria, digo, tan buenista. Ambas son muy de Mujercitas y brindan por Alcott por todo lo alto. Para Sanmartín, es una lectura imprescindible; para Luque lo fue: 

[... Miss Alcott] 
Ella puso a Jo March como amiga en mi vida. 
Jo tenía dieciséis. Yo tenía seis años 
y leí una versión abreviada en Bruguera. 
Jo quería ser Jo. Escribir y ser libre. 
Yo quería ser Jo. He puesto empeño en ello.  
[...]


[Personal & Político, Aurora Luque, Vandalia, Sevilla, 2015] 


Por cierto, que el juego que se trae A. L. con Jo y Yo es estupendo y envidiable. En dos sílabas, recoge toda la idea de mi "El lector es un fingidor".