jueves, 16 de abril de 2015

Ciclo vital


Me pregunta un amigo cuánto tiempo echo en escribir la columna. Le digo que es difícil de calcular, porque no la escribo y ya está, sino que es un proceso. Y ya está: cambiamos de tema. Pero me ha picado la curiosidad y decido poner negro (y algunos colorines) sobre blanco el procedimiento. Me sorprendo. Descubro que cada artículo tiene un ciclo vital de tres días. Por regla general, claro, porque a veces me atasco y otras veces me acelero, cuando se me ocurre un tema a última hora que mando sobre la marcha. Pero me atasco poco y me acelero menos. O sea, que este plan suele cumplirse siempre. 



Puede parecer muy egotista exponerlo, pero tengo la excusa de la curiosidad de mi amigo; y la penitencia de la humillación. Porque muchos habéis pensado (confesadlo) que tampoco son para tanto.

4 comentarios:

Ana R. Agüero dijo...

Me ayuda mucho tu entrada de hoy. Últimamente estoy constatando cómo todo lleva mucho más tiempo de lo que imagino...y lo importante que es elegir bien a lo que nos dedicamos. Gracias por compartir las entretelas de tu quehacer. Abrazos

Sideshow dijo...

No, Enrique. Confieso que no pienso que esos artículos sean poca cosa. A propósito, confieso también que redescubrí el gusto y el interés por la literatura gracias a ciertas columnas de prensa.

Enrique García-Máiquez dijo...

Muchas gracias a los dos, me siento como apoyado, uno a un lado, otra a otro. Mil gracias.

Anónimo dijo...

A mi me parece preciosa y admirable la infraestructura.
J