miércoles, 13 de mayo de 2015

Escatológico


Algo de lo que no te avisan cuando te hacen jefe de estudios de un ies (y mira que te advierten de cosas) es que tendrás que lidiar con todas las enfermedades de los alumnos del instituto, siendo el que da permisos para irse a casa. De manera que tengo un conocimiento exhaustivo de los problemas gastrointestinales de todos. Son muy frecuentes, alentados, me temo, por las ganas de salir. Lo malo es que reales o figurados todos tienen el mismo procedimiento. Ese hilillo de voz del alumno, que pone cara de pálido y se pasa la mano por la barriga. Yo firmo el pase sin dudar de su palabra ni un ápice, porque me gusta confiar en la gente y porque si me dan más explicaciones es peor. 


2 comentarios:

Anónimo dijo...

De las pocas veces que estoy totalmente de acuerdo contigo, perdón, con usted.

Enrique García-Máiquez dijo...

No deja de ser bien gracioso que el acuerdo le haga caer en el tuteo. Me parece bonito.