miércoles, 24 de junio de 2015

Botones


Incluso las quejas de los demás tienen su interés. Para ilustrar el hecho de que todos los problemas acaban llegando a él, da con una buena imagen: "¿Qué botón es el que está más usado de los ascensores?". El bajo, contesto. "Pues eso me ocurre a mí, que soy el botón que todo el mundo acaba tocando". Entonces recuerdo una imagen bellísima. En la casa de un mi amigo, viven los padres, ya mayores, de una familia muy numerosa, que conozco algo, y que ha seguido creciendo con muchos nietos. En el ascensor de ese edificio está muy erosionado el botón B, como siempre. Pero también el botón del 6º, que es donde vive esa familia. Es verlo y se pulsa el botón de un verso de Miguel Hernández: "quedando / una mujer y un hombre gastados por los besos". 




1 comentario:

Javier Vicens dijo...

Pero, pregunto: ¿es eso envidia -tristeza por el bien del prójimo- o simplemente codicia de los bienes ajenos? Y esa "envidia de mí cuando me amabas" ¿no será, más bien, nostalgia?