miércoles, 4 de mayo de 2016

Decisión crucial



El médico me ha aconsejado levantar ligeramente la cama por el cabecero. Y me ha dicho que puedo encargar unos tacos de madera, pero que unos libros bajo las patas delanteras valdrán. Llevo tres días paralizado por la trascendencia de la decisión. Podría poner, por respeto al libro, dos tomos malos, y a correr, esto es, y a dormir. Pero por respeto a la literatura no puede ser. Debería poner dos libros fundamentales, como que van a ser mi fundamento ocho horas al día. Una variable en los cimientos de los libros de cabecera. Y hay que contar en el contagio por contacto, en la cercanía, en la ósmosis. ¿Qué dos libros poner, cuáles?


3 comentarios:

Gonzalo García Yangüela ن dijo...

Prueba a poner los programas electorales de los partidos para el 26J. Será lo más noble que hagan.

Eso sí, atento a las pesadillas.

Anónimo dijo...

Recurre a los tacos; cualquier decisión -buenos, malos, cuáles, por qué- será discutible y con implicaciones. Los tacos, silenciosos y humildes, se dejarán hacer.

Enrique García-Máiquez dijo...

He puesto a Platón, para tener sueños ideales, y a Séneca, para despertar con estoicismo.