jueves, 26 de mayo de 2016

Qué descanso


Me gusta mucho el breviario de Juan Gil-Albert (Breviarium Vitae, Pre-Textos, 1999), pero, si tuviese que quedarme sólo con una idea suya, sería con ésta: "Todos soportamos el peso del mundo; hay quien lo hace erguido, como una cariátide, y quien se retuerce, como un atlante". Yo aspiro a cariátide, pero apenas llego, y doblándome mucho, a atlante. Por eso, supongo, esta foto que vi ayer en Twitter me ha llenado de gozo, de esperanza, y de descanso.