martes, 31 de mayo de 2016

Dos de Enriquito


Estoy entusiasmado con la pistola de madera que dispara gomillas de pelo que le ha regalado a Enriquito su tía María. Le digo, excitado: "¿Me la regalas, eh?". Replica, muy pedagógico: "No puedo, porque es de madera. Si fuese de verdad te la regalaba seguro".

*

En el coche, les aviso: "Voy a cerrar las ventanas de atrás. Cuidado con los dientes". Es un lapsus, porque muchas veces, si se van a caer, les digo: "Os vais a partir los dientes". Carmen, más exacta, pregunta: "¿Los dientes?" Y Enriquito: "Los dedos son los dientes de la mano, y los dientes los dedos de la boca". Me salva con la metáfora.

1 comentario:

galsuinda dijo...

¡Este Enriquito es increíble! de mayor quiero ser como él.