sábado, 3 de octubre de 2009

Samarcanda

Que la muerte me espera en Samarcanda
a estas alturas de la historia es obvio,
pero, ¡Dios, qué excitante cabalgada!

3 comentarios:

Antonio Rivero dijo...

La historia del nunca acabar. Vivimos cuando esta próxima la muerte...

Andoni Rentería dijo...

¡Qué bueno el vídeo! oh oh cavallo, oh, oh cavallo, oh oh cavallo, oh oh, cavallo, oh oh... gracias mil por darlo a conocer. A.

Adaldrida dijo...

¡Voto a bríos! El último verso me ha recordado a don Lope de Figueroa, el general de El alcalde de Zalamea...