lunes, 11 de abril de 2011

Novela de misterio

Qué suspense
las páginas en blanco que le quedan
a mi diario. 

7 comentarios:

Fernando dijo...

Lo bueno es que sabes cómo acaba, Enrique.

E. G-Máiquez dijo...

En líneas muy generales, sí que lo sé, Fernando, pero yo me refería al vértigo sobre los ignotos detalles concretos y al diario de este año. Lo sentí al hojear sus páginas. Así que aprovechando tu comentario, he tratado de dejarlo más claro en el texto. Muchísimas gracias por tu ayuda.

Fernando dijo...

Haberlo dejado como estaba, Enrique, era perfecto.

E. G-Máiquez dijo...

Bueno, Fernando, pues tus apreciaciones son órdenes y vuelvo a la versión original, menos explicativas. Gracias de ida y vuelta.

Jerónimo Molina dijo...

Lamento haberme perdido entonces la segunda versión.

Manupé dijo...

Que curioso, yo en cambio me quedo sin el suspense acostumbrado cada año por estas fechas.

El colegio de mi hija, en su habitual concurso de citas literarias para celebrar la semana de la lectura, ha colocado diez facilonas, facilonas.

Toda una desilusión, ver la hoja rellena en apenas unos minutos.

Javier Vicens y Hualde dijo...

Yo necesito más explicaciones.
¿Cómo se hacen poesías tan hermosas y sin rima ni nada?