miércoles, 4 de mayo de 2011

Autodiagnóstico

Un mérito que he olvidado reconocerles a todos los que quieren estudiar Medicina es que no sueñen con ser futbolistas (aunque muchos quieren ser médicos deportivos y otros fisioterapeutas). 


Como estoy hablándoles de orientación profesional, ayer pasé el artículo a mis alumnos (sobre todo, alumnas) de Cuidados Auxiliares de Enfermería. Aseguraron que lo entendían muy bien, pero, cuando les pregunté, entendían que se estudiase Medicina, porque no hay paro. "¿Y ya?", pregunté, preocupado. "Bueno, que haría falta gente para otros trabajos". De la argumentación central, quizá porque me enredé con esa vieja idea mía sobre las series médicas, no habían cogido nada. Volví a la carga: "Por ejemplo, ¿quién va a querer estudiar Filosofía si no existe la verdad, si todas las opiniones valen lo mismo, oh, tolerancia, si cualquier diálogo se aborta rápidamente diciendo 'eso es lo que tú piensas' o la ley o la mayoría, quién?" Y como nadie en esa clase tiene ni tuvo interés por la Filosofía lo entienden ahora, ah, ahora, perfectamente. 


"O sea", concluyo, "que soy mucho mejor profesor que escritor". Y dicen a una, sonriéndome: "¡Sí, sí!" 

7 comentarios:

Gonzalo dijo...

Ja, ja.

Ese "sí, sí" supongo que debió doler.

Pero no estoy de acuerdo: La columna está bien escrita y creo que está claro lo que quieres decir, aunque yo matizaría algo, echo en falta la alusión a la vocación y a la proletarización de la medicina, pero supongo que eso daría para algo mucho más largo que el de poco un todo.

Sin embargo, son las alumnas las que, en clase, no entendieron el mensaje. Quizá esas mismas alumnas, ante ese mismo texto, pero fuera del aula, sí lo entiendan... Y entonces te dirían "ah, claro, ahora sí... es que eres mucho mejor columnista que profesor"...

:-)

Kris Kelvin dijo...

Hombre, puestos a elegir, mejor ser buen profesor. ¡Dónde va a parar!

Enhorabuena.

Anónimo dijo...

No morir es lo urgente; vivir en plenitud es lo importante. Incluso para lo urgente se necesita lo “superfluo”: formación humana, amor a la verdad y al bien... Si no, corremos el riesgo, ya visible, de que la técnica para no morir nos traicione. Por otro lado, creo que fue Ortega quien vino a decir que se abandona la filosofía y al cabo del tiempo no se sabe hacer aspirinas (más o menos)
Para mí, el artículo está muy bien escrito y es muy profundo.
Jilguero

Juan Ignacio dijo...

Podríamos explorar la idea que dice que un buen poeta es un buen maestro...

María dijo...

"Para no morirse (de momento) son esenciales los médicos, pero para vivir hace falta de todo"
Me parece lapidaria tu frase.
y te cuento, aunque suene a pegote, que cuando mi hijo mayor acabó el bachillerato, con matricula de honor y 9,76 en selectividad, muchos preguntaban "¿Y que va a estudiar? ¿Derecho? ¡Qué desperdicio!"
Gracias por tu artículo.
Te lo hubiera contestado en el diario pero a estas horas... ¡Estamos de feria!

Antonio Rivero dijo...

¡Que decir! yo aprendí de usted a escribir en un blog, por la presentación de su libro "Lo que ha llovido en Altair", y su libro "Con el tiempo" ha sido para mí inspirador. Yo creo que la balanza está equilibrada.

Un Saludo.

E. G-Máiquez dijo...

Qué bien que Kris Kelvin ponga las cosas (a mí) en su sitio. Así no parecerá tanto que andaba pescando por consuelos. Gracias a todos, en cualquier caso. Y bravo, María, por tu hijo. Se ve que le resbala bastante el ambiente ideológico. Será un gran jurista.