viernes, 6 de mayo de 2011

La semiseguidora perdida

.........................A Javier Liniers, por prácticamente lo mismo.


Aquí, hablo de todo: de poesía y de política, de anécdotas y de categorías, de mi intimidad y de la vida social, etc. y etc. Una vez una chica se excusó por ser sólo una semiseguidora: nada más le interesaba cuando escribía de mi mujer, de mi hija o incluso de mi suegra. Se lo agradecí, porque siempre es mucho que algo (esto o aquello) de lo mucho que uno escribe le guste un poco a alguien. Ahora se ha excusado porque dejó de semiseguirme. Tuvo su tercer hijo, y ya no le queda tiempo ni de leerme selectivamente un rato, se lamenta. Vuelvo a agradecérselo. Aspiré siempre a tener lectores (semilectores) inteligentes, y ¿quién más que quien sabe qué importa más y qué menos?

3 comentarios:

Antonio Rivero dijo...

Y es que tu blog da la oportunidad de conocerte sin tener que ponerte cara. De hecho tu blog es más peligroso incluso que las redes sociales. Ten cuidado.

Un Saludo.

muzzle of kiss dijo...

Pues yo creo que el leer tu blog lleva a que nos conozcamos mejor nosotros mismos,tus lectores.Y sí,quizas sea peligroso,pero también es todo un placer.

E. G-Máiquez dijo...

Vaya, muchas gracias. Sólo pretendía decir que igual que la entrada es libre, también la salida, y que la compañía por un trecho de la vida se agradece mucho.