miércoles, 18 de mayo de 2011

Regalo

video

A veces algún lector me pondera del blogg que tanto trabajo mío lo ofrezca for free, como si no fuese suficiente pago el lector mismo, y encima agradecido. Además, muy a menudo, me hacéis regalos estupendos, aunque ninguno como éste. Dice el anónimo benefactor que el poema quedaría mejor con mi voz, pero no lo creo: así es la rosa, y su lectura resulta insuperable. 

(No sabía que había colgado yo ya tantas fotos, y lamento que ninguna de Leonor, aunque no sé si tengo su permiso, y su presencia así se hace más absoluta, como una sombra de luz.)

13 comentarios:

Fernando dijo...

Qué maravilla.

Este regalo justifica tantísimas horas de trabajo en el blog, Enrique.

MABS dijo...

Precioso. Había leído el poema, pero oyéndolo una lágrima de emoción ha brotado de alguno de mis ojos. Precioso. Es un verdadero manifiesto de la paternidad...

Marcela Duque dijo...

Genial, genial, genial.

Javier Vicens y Hualde dijo...

Oiga, oiga, si llora su hija tal como usted recita no me extraña que estemos todos suspendidos del llanto de esa niña y de sus versos de usted. ¡Es todo tan amable y tan raro!

E. G-Máiquez dijo...

Gracias, Javier. Yo recito mucho peor. Los versos si son míos. Y el llanto (que ahora mismito escucho, pues no le gusta dormirse, no, no) es, es el de mi hija.

MABS, gracias por tu comentario y yo también creo que el poema gana oyéndose, por suerte.

También tus visitas justifican el trabajo gustoso, F. Y Marcela se habrá reconocido en al expresión "for free", ¿no?

Ah, y quizá he sido un grosero de tomo y lomo diciendo que éste es el mejor regalo, cuando los he tenido tan maravillosos (recuerdo una caja de pinturas para pintar una ciudad perfecta en cuanto saltó la noticia del embarazo, que guardo como oro en paño), pero entiendan que las fotos de Carmen son una competencia imbatible, y disculpen.

Jesús Beades dijo...

No es tu voz, pero se le parece ;)

Javier Vicens y Hualde dijo...

No, no, gracias a usted oiga. Gracias por esos versos -o como se diga-. Ya me los he quedado y ya son míos. Lo siento por usted: se los estoy cantando a mis amigos y estan todos pasmados y como suspendidos. Y muy contentos, claro. Lo sé porque sonríen al oírlos y están emocionados o algo así.

Anónimo dijo...

Es maravilloso, sencillamente maravilloso...

Gracias a quien compete en cada caso, por los versos, por el vídeo... y a la niña, simplemente por ser.

María

carmen dijo...

Emociona tanto que salta una lágrima no sé si por simpatía o para ayudar a sostener el universo

E. G-Máiquez dijo...

Si fuesen dos, Carmen, sería una para cada cosa. Siendo una, sostiene el universo, que titila.

Y me da usted otra alegría, don Vicente,
apropiándose del poema
. Muchas gracias.

Ignacio Trujillo dijo...

¿Y aquí cuanto se debe?

¿A quien se le paga la cuenta? A ti Enrique, al anónimo lector que nos regala a todos, a tu hija Carmen, a Leonor...
¡Verdaderamente maravillosos los versos, su lectura, la composición...! Me han emocionado profundamente.
¡Gracias, gracias a todos!

T dijo...

¡Qué bonito! Me gustaría ver la cara de Carmen cuando pueda comprender este regalazo.

Anónimo dijo...

Sorprende que de manera tan sencilla(sin alardes técnicos)se consiga algo tan hermoso. Claro que con esa carita sería difícil no conseguir algo angelical.