miércoles, 25 de mayo de 2011

Pues amarga la verdad

Quiero echarla de mi boca…

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi madre también me ha felicitado por mi triunfo electoral. -Mamá, yo no he ganado nada de nada, aunque me alegre de que el otro haya perdido. Estoy muy de acuerdo. Amarga, amarga. Por cierto, Carmen está para comérsela. Un abrazo. jmn

Mora Fandos dijo...

La regeneración o será moral, o no será.

Gonzalo dijo...

Pues sinceramente, lo que no veo es cómo encaja la celebración de la victoria de Esperanza Aguirre; Teófila Martínez y Rosa Díez con el deseo de que se entre en "cuestiones ideológicas, morales o de modelo de sociedad".

Y en cuanto al adelgazamiento del modelo autonómico... es el modelo autonómico quien sustenta a Aguirre, así que tampoco me cuadra celebrar una cosa y lamentar la otra...

E. G-Máiquez dijo...

Ya sabía yo que estaba siendo peligrosamente sincero. Gracias, Gonzalo, por no dejarme como un falso profeta ni por ponerme la venda ante una herida inexistente. Yo celebro los éxitos de políticas que no rehuyen el debate ideológico, aunque ni el liberalismo ortodoxo ni el progresismo 2.0 sean lo mío. Lo cortés no quita lo valiente. Y Aguirre ha sido una política autonómica que no ha barrido para su rincón ni ha hecho políticas regionalistas egoístas. Mis admiraciones, por suerte, tienen compartimentos estancos.