sábado, 10 de octubre de 2015

Contra Gómez de la Serna



Que no os confunda el título. Mi admiración por don Ramón no ha sufrido ninguna decepción. Creo que esta greguería acierta con el diagnóstico: ''¡Oh, la miseria de la vida! Un duro falso nos ha enturbiado el día, como un eclipse de sol''. Estoy en contra porque me dispongo a enfrentar el mecanismo. Conseguir que un duro falso no nos fastidie el día. Hay que endurecerse contra los duros falsos.