jueves, 29 de octubre de 2015

La vida de los otros


A veces, cuando uno está gris, porque le han puesto negro o le ponen verde, viene un amigo y te alegra el día, contándote algo que tú no has visto, pero que disfrutas el doble porque lo ves a través de sus ojos. La vida de los otros puede ser lo mejor de la nuestra. Y el amigo no sólo te alegra la tarde, sino que al día siguiente te escribe el blogg:


Hoy, un parado de larga duración ha montado un escándalo en la biblioteca pública del Puerto porque se le ha caído internet de uno de los ordenadores de la sala. 
Ante las tímidas insinuaciones del bibliotecario de que quizás el ordenador se ha bloqueado porque el parado no sabía utilizarlo bien, éste ha pretextado varios cursos de formación y, más maravilloso aún, lo siguiente: "¡Oiga, que estaba mandando un email aquí, a Cádiz, no a Francia o a Japón!".