domingo, 14 de febrero de 2016

Abdominales


Tenderte a leer en el sofá una tarde de domingo de invierno con dos niños pequeños es someterte a una sesión de abdominales. 

(Levanta a abrir la puerta, a cerrarla, a disolver una pelea, a lavar una rodilla... Uno, dos; uno, dos; uno, dos...)