jueves, 25 de febrero de 2016

Simpatía latente



"Milton carecía tanto de la concisión de Dante como de su simpatía latente para con los condenados", dictamina Lampedusa, al que no se puede acusar de chovinismo, por cierto. Aquí, tampoco porque tiene más razón que un santo.


Y fijaos en un ejemplo de esa "simpatía latente": cuando en el Canto XV del Inferno describe cómo un grupo de sodomitas, aguzando la vista. le miran, tratando de reconocerle, dice: 

.... e ciascuna  
ci riguardava come suol da sera 
guardare uno altro sotto nuova luna;

O sea que se miraban como lo hacemos una noche de luna nueva, sin vernos bien, forzando la vista como se señala con el salto de terceto a terceto. Pero ¿no salimos nosotros de esos tres versos con un recuerdo del resplandor, por contraste, de la luna llena? Se da por sentado que por la noche de luna nueva se ve fatal, pero lo que dicen (sin decirlo) los versos es la maravilla que es verse a la luz de la luna. 

Dante, así, siempre. Y yo, que he tenido que salir a cambiar las bombonas de gas esta mañana a las 6:30, lo he visto claro. A la luz extraordinaria de la luna llena.