jueves, 11 de febrero de 2016

Ángel Darío Carrero (2/5)


Me ha gustado menos su segundo libro, Perseguido por la luz (2008), pero aún así, qué gran lema, más que estoico, porque sonríe: "Y no me desdice / la desdicha". Me lo grabo a fuego.

Y luego este poema que vale, él solo, por un libro entero; y también, desde luego, de lema o moto de un escudo:


ALTERACIÓN DEL VACÍO

Mis palabras
                        caen
                                    al
                                          vacío
y no van tristes.

el vacío
            cae
                   en
                        mis
                              palabras

y no hallan consuelo.