domingo, 31 de diciembre de 2006

Las uvas con Eloy

Y cómo pasa el tiempo, que es lo que hoy toca decir. Y sentir. Ayer no más me entusiasmaba repetirme cada 31 de diciembre aquel soneto de Jon Juaristi.
SAN SILVESTRE, 1985

Otra vez me han plantado. Ya me veo
enfangado en el güisqui solitario.
A mi edad, sin embargo, es necesario
vigilarse el riñón. Me acuesto y leo.

Las nocheviejas me deprimen. Creo
que las voy a borrar del calendario.
Para el muermo no habrá otro aniversario
ni ganará a mi costa el jubileo.

Vuelvo, hasta que me pesa la cabeza,
a una lectura amena y provechosa:
La Regenta (edición de Juan Oleza).

Y me duermo seguro de una cosa:
tampoco ganaré el año que empieza,
el concurso de tangos de Tolosa.
Aunque ya lo de los tangos de Tolosa me parecía excesivo, el endecasílabo "enfangado en el güisqui solitario" me entusiasmaba. Cómo pasa el tiempo. Ahora este soneto ha bajado bastante en mi estimación. Sin embargo, hay otro Jon Juaristi, el pequeño Juan, el solitario, el de un puñado de poemas estremecidos, que valoro incluso más que entonces.

De él hablaremos otro día, porque este mes lo estoy pasando acordándome sólo de Eloy Sánchez Rosillo y de su "Diciembre":

Se acaba el año y casi nada hiciste
de lo que en este tiempo, vagamente,
te proponías hacer. Pero has escrito
unos cuantos poemas.

-____---------------------(Sé sincero
y di que lo demás no te importaba.)


Y estos versos me consuelan mucho, a pesar de que no me los puedo aplicar del todo. Por dos motivos, uno triste y el otro alegre. El primero es que apenas he escrito poesía, tan distraído con los artículos y el blogg. Y el segundo, por el que me alegro, es que lo demás, cómo pasan los años, lo demás sí que me importa. Y mucho.

4 comentarios:

Arp dijo...

Vaya, estoy por quitarme el premio, si es que eso va a suponer que no escribes poemas. Voy a reunirme conmigo mismo y no descarto emprender medidas drásticas.
Venga, haz poemas y haz de luz y sigue con el blog, por favor.

E. G-Máiquez dijo...

Para que Arp no me quite su premio, comentaré mejor el poema de Eloy, esperando que me salga pronto uno propio, que es algo que no se puede forzar...

Llamar la atención sobre dos cosas: el sabio (y guasón) uso del vagamente. Y avisar que el penúltimo verso en realidad está encabalgado, pero que yo no sé hacer eso en blogger sin una hilera de feos guiones. Sería así:
Unos cuantos poemas
-------------------- (Sé sincero
y di que lo demás no te importaba.)


Queda mejor, ¿verdad? Es asombroso como todo cuenta, hasta la tipografía.

AnaCó dijo...

También a mí me consuelan mucho los versos de Sánchez Rosillo. ¡Feliz año!

Buentes dijo...

Qué grande es Sánchez Rosillo!!! el poema de Juaristi no lo conocía, otro feliz descubrimiento en estas navidades. Enrique feliz año!!! y feliz año para todos los bloggeros!!!