viernes, 22 de marzo de 2013

Si no breve, sea rápido, ande


Y no se pare usted a leer este artículo en mitad del paso de cebra. Gracias. 


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Iba algo más rápido de lo que debería (no llegaría a 15 km/h. de más, todo lo más) un anciano cruza cerca, pero no por el paso de cebra. Freno, y la gente me apabulla: una pariente, supongo, del peatón, me dice que si no he visto el paso de cebra; le digo que no estaba cruzando por él. A mi réplica responde otro que “lo he visto todo”; y que el no estar en el paso de cebra no me exime de culpa. Finalmente me queda la duda de si quienes me recriminaban habrían preferido que pisara el acelerador en vez del freno. Cómo se enconan las relaciones.
Jilguero

maria jesus dijo...

Los temo, tanto cuando voy conduciendo, como cuando voy a cruzarlos.

Anónimo dijo...

Uno de los encantos para mi de la famosa portada del disco de los Beatles en que cruzan un paso de cebra, es que podían ser atropellados en cualquier momento, y ahora resultan en GB se respetan escrupulosamente... Qué decepción.
Y también es bonito el contraste de la cebra en las ciudades, no?
j

Anónimo dijo...

Yo, peatón vocacional (no tengo coche, ni carné), pienso que, efectivamente, muchos conductores son fervientemente partidarios de pensar sobre ellos "paso de cebra". Y de peatones. Y de lo que haga falta.

Enrique García-Máiquez dijo...

Grandes comentarios. Muchas gracias. Cuando sólo tenemos derechos, la sociedad se crispa. Y los Beatles, ja, ja... Y pasar de la cebra... Y el temor reversible.

Con vuestros comentarios incorporados, el artículo hubiese sido mejor.