miércoles, 26 de febrero de 2014

Serendipia


Escribí y corregí mi artículo sobre el humor leyendo de la melancolía. Soy muy de los sabores agridulces, así que bien. Pero mejor aún cuando, de repente, di con una teoría general del humor, que es lo que falta en mi columna de —precisamente— Joly. 

Dice ¡en verso! Josep Pla: 
La humitat de la malenconia 
rovellà el meu mon interior. 
Esto es: "La humedad de la melancolía / oxidó mi mundo interior". Lo que me trajo inmediatamente a la memoria, como no podía ser menos, el haiku de Almuzara titulado "Melancolía"
Cuando las lágrimas 
caen hacia dentro encharcan 
el corazón. 
Óxido o goteras, lo suyo es la humedad y hacia dentro. Y entonces descubrí que el humor que me gusta es como el vino de jerez: seco. Lo que explicaría mejor aquella teoría de Manuel María González-Gordon de que la borrachera de Noé no puedo ser de ninguna manera de vino de jerez, porque de serlo sus hijos no se habrían reído de él, sino él de ellos, naturalmente.  

3 comentarios:

Cavalcanti dijo...

Pla en verso y García-Máiquez en prosa. ¿Serendipia?

jordim dijo...

Serendipia, sí.

Adaldrida dijo...

Maravilloso.