jueves, 22 de mayo de 2008

Uff

Con qué aleve alivio la leve top-model suspira al subirse a la báscula cada mañana: "Uff, menos mal que la vanidad no pesa".

6 comentarios:

Jesús Sanz Rioja dijo...

¡Oh, si pesara! Sería un círculo vicioso...

Anónimo dijo...

El abanico si pesa rubenianamente...

CB dijo...

pesa, pesa, pero es como lo del zumbido de ayer, la báscula no lo detecta.

Hablando de básculas, si no es indiscreción, ¿qué tal va la cosa?

anónima dijo...

La vanidad no pesa, pero te "infla" que no veas.

Con cada ¡Uff! un poco más hinchada.

E. G-Máiquez dijo...

Mi báscula va regular. Y lo malo es que ésta es la última oportunidad que le doy al método Máiquez. Si no funciona, a Natur House o a algo peor.

Sospecho que mi microcuento es una venganza subconsciente contra la leve top-model. Aunque, claro, tampoco está mal una top-model tan consciente de su punto flaco, nunca mejor dicho.

Carlos RM dijo...

Cualquiera que te lee piensa que te sobran kilos. No tomes como modelo a los modelos, Máiquez, que estás en tu peso justo (vanidad incluida). Tu "Uff", modélico.