domingo, 5 de diciembre de 2010

Controladores

¿Despega el descontrol?

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes razón, ¿qué hubiera sucedido si fuese la derecha la que hubiera llamado a los militares? La funesta sombra del "4D" nos hubiera tenido ensombrecidos a todos durante décadas. Uf, menos mal. JGM

Maria dijo...

¿Y si estaba todo preparado? ¿Y si el gobierno desprestigiado vio en este colectivo avaricioso el chivo mediante el cual lucirse y presentarse ante los ciudadanos como un ejecutivo fuerte y capaz?
¡Qué casualidad que todos estuvieran aquí, a pesar de la cumbre iberoamericana, a pesar del largo puente, a pesar de todo!
Por cierto, ya que Zapatero no se había ido, por qué no le hemos visto el pelo?
¡Qué pena los controladores! ¡Qué gran daño han hecho a los españoles y que gran favor a su gobierno!

NGG dijo...

Teniendo a Rug-Al-Cabra de presidente en funciones, todo es posible.
Los controladores debieran haberse quedado en sus casas y pasarse el estado de alarma por el foro de sus cojons, entonces y sólo entonces hubieran mitigado en parte el hedor que emana de sus (de)posiciones.
Tanto unos, los controladores, como otros, los socialistos, hieden.
Recomiendo los editoriales de ayer y hoy de Luis del Pino (Sin Complejos) en esradio.

E. G-Máiquez dijo...

Muy buenas preguntas, María. Pequé de precipitación al escribir mi artículo, aunque por suerte ni arremeto contra los controladores ni dejo de alarmarme por el Estado de Alarma. Algo huele muy mal aquí. POr ejemplo, el Gobierno sabía que esto iba a suceder y, sin embargo, produjo el decreto en el puente. Qué raro. Hay quien piensa que era una jugada para declarar el estado de alarma con el aplauso de público y crítica. Me parece una análisis que aterroriza, pero muy fino a la vez.

E. G-Máiquez dijo...

Voy, NGG. Gracias.

E. G-Máiquez dijo...

Realmente interesante, NGG. Aunque se me escapa para qué puede querer el Gobierno estar en imposibilidad de disolver las Cortes durante quince días, que parece ser lo que más escama a Del Pino. Estoy más con Embajador en el Infierno y Museros, que ven un aviso a navegantes y un abrir la puerta a la militarización, por lo que pueda venir...

marinero dijo...

Tanto EGM como el anónimo de las 10:14 se preguntan qué hubiera sucedido si fuese la derecha la que hubiese echado mano de las medidas que se han tomado. Yo no puedo contestar a eso; lo que sí puedo hacer, en cambio, es contestar a la pregunta contraria, a saber, qué es lo que NO HUBIERA SUCEDIDO en ningún caso en dicha situación. Por ejemplo, de ninguna manera hubiera sucedido que algunos de los blogueros a que se nos remite hablasen de "golpe de Estado", sugiriendo incluso alguna implicación del Rey en el asunto. Ese tipo de barbaridades sólo pueden atribuirse al "enemigo", en este caso el PSOE. Y lamento utilizar esa palabra, "enemigo", pero es la única que cuadra con ciertas actitudes.
Yo, que no soy conservador, no tengo ni a los conservadores ni al PP como enemigos; son gente que piensa de un modo distinto al mío, pero tengo perfectamente claro que 1) tienen todo el derecho a esa discrepancia 2) el país en que yo quiero vivir no puede construirse sin ellos. Quisiera estar seguro de que, a la recíproca, los conservadores piensan lo mismo de quienes no coinciden con ellos, esto es, que tienen todo el derecho a hacerlo y que aquí hacemos falta todos (también los que piensan lo contrario de uno). Es, sin embargo, demasiado evidente que, para algunos, esta es una historia de "buenos" (yo y los míos) y "malos" (los otros, sobre los que es legítimo lanzar todo tipo de sospechas y acusaciones, por disparatadas que sean en sí mismas y por nula base que tengan). Ciertamente, no es así como yo entiendo la convivencia. Ni mucha gente a la que yo conozco, dentro de esa denostadísima izquierda.
Quizá la razón última de los denuestos sea ésa: que no vemos como "enemigos" a quienes piensan de otro modo, cosa que a algunos debe parecerles intolerable (e incomprensible). Una verdadera pena.

NGG dijo...

11m,EGM,11m
Todo hiede desde entonces.
Algo se debe estar moviendo y el del Anís del Mono y unos cuantos más se están poniendo nerviosos.

Embajador en el Infierno dijo...

Muy honrado por el vínculo, Enrique. Tengo que decir que lo que dice María tiene todo el sentido del mundo. Hay dos maneras de "prestigiarse" a uno mismo: siendo sujeto digno de dicho prestigio, y desprestigiando al prójimo para parecer mejor en comparación. Y de esto último los socialistas pueden dar lecciones a cualquiera.

Pero sigo pensando que la medida tomada es demasiado extrema como para que sea un simple problema de desprestigio sostenido. Aquí hay mas tomate.

Emilio Capmany dijo...

¿Y para qué iba Zapatero a forzar un decreto que le priva de una facultad que nadie le puede obligar a emplear? Eso mismo diría yo si le hubiera visto comparecer para explicar la medida adoptada o, al menos, hubiera visto su firma al final del Decreto. Pero ninguna de las dos cosas ha ocurrido.

En el PSOE saben que, como aclara la encuesta de El País de este domingo, las elecciones generales que se convocaran ahora las perderían por goleada. Y saben igualmente que si dejan a Zapatero al frente del Gobierno hasta que se celebren, lo más probable es que también las pierdan. Su única oportunidad de victoria pasa por que Zapatero dimita y se ponga al frente del Gobierno alguien con pinta de ser capaz de enderezar el rumbo. Y si tal relevo pudiera hacerse antes de las autonómicas y municipales, mejor que mejor, a ver si algunos presidentes autonómicos y alcaldes socialistas son capaces de salvar los muebles.

La cuestión es que quienes se postulan para sustituirle, al menos Rubalcaba y Bono –pero debe de haber más– quieren que la dimisión se produzca en el momento que más le convenga a cada cual, por lo que pueden estar interesados en que Zapatero aguante o que dimita según cuando sea. Y, mientras tanto, él tratará de sobrevivir todo cuanto pueda con la amenaza de que, si no le dejan, convoca elecciones y se joroban todos. Pues bien, esa amenaza es un arma que ya no tiene. Y, qué casualidad, por haber decretado el estado de alarma.

Sigan muy atentos a la pantalla que seguirán pasando cosas.

Verónica dijo...

La ínclita ex-vicepresidenta Fernández de la Vega, cuando la huelga del Metro de Madrid, le espetó a Esperanza Aguirre, que eso era gobernar, y que si tuviera lo que había que tener, presentaría la dimisión por haber dejado que las cosas llegasen a ese estado de descomposición. "Mutatis, mutandis", se podría hacer ahora el mismo razonamiento. Qué dura es la hemeroteca, algunas veces.

MABS dijo...

El viernes pongo la radio mientras voy en el coche... "militares en los areopuertos, Rubalcaba, estado de alarma, miles de rehenes en las terminales..." coooooooño, qué pasa? ¿Un atentado? ¿Un golpe de Estado? ¿ZP se va, al fin? Mi gozo en un pozo, todo es una decisión tomada por este gobierno dictatorial que poco a poco nos pondrá a todos en vereda, a no ser que despertemos y consigamos entre todos un adelanto electoral, antes de que esta gentuza se saquen más cortinas de humo a costa de otros colectivos. Soy profesor, ya tiemblo, a punta de pistola nos van a hacer trabajar los 12 meses del año, los fines de semana, durante las vacaciones... y cobrando lo que se me diga, sin convenios que valgan... Esto es muy grave y ningún medio lo denuncia. Rubalcaba toma el mando con Blanco, el mayor agitador de la historia, a su lado... miedo me da.

MABS dijo...

Por fin algún medio se mueve, por fin, y destaca la gravedad de lo sucedido. Este gobierno nos toma por tontos pero los vamos a descubrir. Os recomiendo la lectura de este enlace:

http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/opinion/rapto-democracia

Este fin de semana se ha producido en nuestra democracia un gravísimo precedente. No podemos quedarnos callados. El próximo podrías ser tú. El Gran Hermano, el de verdad, en manos de este maldito gobierno.

MABS dijo...

Cabe también preguntarse si el conflicto con los controladores ha sido la excusa para la declaración del estado de alarma. ¿Qué es lo que se nos avecina? ¿Quién va a ser el siguiente colectivo en caer? No importa, con este estado de alarma prorrogable, nadie podrá levantar la voz ni acudir a la huelga ni nada. Yo estoy acojonado, vaya puente de diciembre, vaya año 2011 nos espera. Porque estén atentos a sus pantallas, esto ha sido la punta del iceberg.

Embajador en el Infierno dijo...

Interesantísima reflexión Emilio. Te la copio.

Ignacio dijo...

No. A todo.

Sea lo que sea, todo el asunto, político y económico es para tapar a un cadaver y su olor, algo gordo se trama, o algo gordo se sabe que viene.
Pero mi nivel de información sólo me da para intuir que todo lo que decis es cierto, son las ramas, pero del arbol que está plantado, y no sé cual es.