miércoles, 15 de diciembre de 2010

El sexo y el ángel

Esperaba para daros la buena noticia bomba, la bomba bis, la noticia de nuestro estado bueno de nueva esperanza, esperaba, digo, a saber el sexo de la criatura. Al saberlo, se concreta la personalidad del nasciturus. El sexo (que tienen desde el primer momento) humaniza. Pero nuestra criatura se resiste a revelarse. Carmen no tuvo tantos prejuicios, pero éste o ésta está resultando muy pudoroso o pudorosa, y se esconde. El ginecólogo no logra ver nada, y, mientras, los amigos se van enterando por ahí, en vez de por aquí, que es el official web site. Pero ¿qué podía hacer?

Hasta que en la última visita al médico, éste se asustó con no sé qué medida, y mantuvo unos tensos minutos de silencio. Yo aproveché para rezar al ángel de la guarda del niño con mucha intensidad y… ¡eureka! No sólo fue una falsa alarma y todo va bien, sino que desde entonces ya está personadísimo en nuestra vida, aunque todavía no sepamos su sexo. El ángel como agente humanizador, también.

37 comentarios:

Ramón Simón dijo...

Felicidades, familia.

saludos

Kris Kelvin dijo...

¡Enhorabuena!

Ana dijo...

Mi más sincera enhorabuena.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Esto es lo bueno de los seres humanos, que tienen sexo y ángel. ¡Felicidades!

Mora Fandos dijo...

Gaudeamus!

E. G-Máiquez dijo...

Muchísimas gracias a todos. Las alegrías compartidas, mezcladas y bien batidas se convierten en felicidad.

Y eso es, Jesús: sexo y ángel. Qué hondo me lees. Será por las gozosas afinidades, y por tutantísima generosidad.

Pepe Mendoza dijo...

Querido Enrique (en indio, Caballo Fértil):

Me alegro muchísimo de esa nueva explosión demográfica en el territorio dependiente de tu casa. Genial la última frase de la columna: La demografía bien entendida empieza por una pequeña y palpitante ecografía. Felicita de nuestra parte al resto del equipo. Un fuerte abrazo.

domingovallejo dijo...

¡Albricias!

O dijo...

Enhorabuena por la parte ecográfica.

Sobre la demográfica, algunos detalles. Curiosamente China – el país más de “moda” ahora mismo tiene un problema demográfico a futuro muy serio debido a la política de “un solo hijo” por familia. Ya hay muchos economistas que consideran a India como mercado mas interesante a largo plazo dado su poder demográfico frente a China que en 15 años estará viendo como se empieza a reducir su población.

Un caso muy grafico es el de Japón. Un país donde explotó su burbuja a principios de los noventa. Sus “baby boomers” ya son ancianos, tiene una tasa de natalidad muy baja y el país está endeudado hasta las trancas (te suena a algo?). Además los japoneses tienen “un problema” con los extranjeros y no permiten la inmigración. Esta política no permite que entren en la población inmigrantes que hagan mejorar la tasa de natalidad

T dijo...

¡Enhorabuena, Enrique! Y también a Leonor y a Carmen.

José Miguel Ridao dijo...

¡Felicidades! Parece mentira cómo acerca el blog a la gente, en su lado más humano. Siempre digo que no hay mejor noticia que ésa.

Anónimo dijo...

Enhorabuena Enrique, si que has cogido carrerilla...pero acuérdate que tienen que pasar por la adolescencia...y que los niños de hoy en día a los diez años te explican a ti la vida...
Un beso para Leonor, ¡¡¡ah¡¡¡ y la niña está monísima...

Néstor dijo...

¡Enhorabuena!
PD: me has recordado a Ray Bradbury, que cuenta en no sé dónde del primer embarazo de su mujer y de como llamaba a su hijo Sasha, mientras esperaban conocer el sexo y el nombre definitivo.

Fernando dijo...

Muchas felicidades, Enrique.

Qué feliz casualidad, das esta noticia el mismo día en que Juan Ignacio comunica el nacimiento de su nueva hija.

Jesús Sanz Rioja dijo...

¡Felicidades!

E. G-Máiquez dijo...

Muchas gracias, Fernando, y también por la noticia: corro a felicitarle.

No sin antes agradecer tantas felicitaciones (y los datos demográficos de O.). Tiene razón, Ridao, en la blogosfera nos une. Abrazos.

AFD dijo...

El comentario de Jesús es tan perfecto, que no puedo sino recurrir al copy-paste:

Esto es lo bueno de los seres humanos, que tienen sexo y ángel. ¡Felicidades!

E. G-Máiquez dijo...

Un copy-paste enriquecedor, AFD.

Maria dijo...

Definitivamente soy bastante bruta. No he conseguido enterarme de si lograsteis saber el sexo. Tenerlo lo tiene, por supuesto, aunque les pese a los ideólogos de género, pero no me entero de si ya se sabe o no.
Y ángel también, y bien activo. Qué estupendo.
Yo os felicito a los tres, también a Carmen. Los hermanos son grandes beneficiarios de estas noticias (y también grandes perjudicados de su falta)
Bienvenido el futuro adolescente, ya se le disfruta.

E. G-Máiquez dijo...

Nada bruta, María. Ya me habían avisado del lío. Ahora lo he puesto más claro. No lo sabemos aún. Qué intriga... pero menos desde el ángel.

Avd dijo...

¡Enhorabuena Enrique!
Yo creo que será un niño. Así estaríamos pendientes de si sale al padre ^^.

Gonzalo dijo...

Muchísimas y sinceras felicidades. A los cuatro.

Y sobre esa mentira demográfica que nos han contado parece que coincidimos.

Lo dicho, enhorabuenísima y a cuidar todavía mas a Leonor, a cuyos pies nos pongas.

:-)

Ana Agüero dijo...

Mi enhorabuena más entusiasta!!! Me alegro tanto, aún sin conoceros personalmente!!!
"Con el tiempo" te vas a hacer padre de familia numerosa... no soy muy dada a las profecías, pero aquí va una.

Belén Núñez dijo...

Mi más sincera felicitación.
!!!Enhorabuena Enrique!!!

E. G-Máiquez dijo...

Lo tuyo, Ana, es mitad profecía, mitad bendición. A ver.

Si sale al padre, sin duda, mejor niño.

Y qué bien coincidir contigo, Gonzalo, y qué frecuente.

José María JURADO dijo...

Enhorabuena, ya sabes: "Sin el tiempo".

Enrique Monasterio dijo...

Asegura Santo Tomás que los niños no tienen ángel custodio antes de nacer. No lo necesitan, según él, porque comparten el ángel con su madre.
No está mal como intuición lírica, pero me temo que el "doctor angélico· se lo saca "ex manica" (o sea, de la manga.
En todo caso, muchas felicidades.

Juan Ignacio dijo...

Ahora entiendo tu comentario.
¡Muchas felicidades!
Quizás hayas visto esto.

Nicolás dijo...

¡Felicidades! ¡Enhorabuena! ¡Alegría!
Trasmitelas a la feliz mamá.
Sea el Ángel de la madre o el del hijo, lo importante es que interviene.
Un beso muy fuerte a Carmen, que seguro lo entiende y se alegra.
Abrazos

E. G-Máiquez dijo...

Sí, JMJ, ya me estoy preparando... Tú has ido por delante de mí siempre, abriéndome el camino...

Yo me pensaba el más tomista del mundo, pero veo que soy platónico. Pienso que el ángel de la guarda es sempieterno y que ya lo teníamos asignado desde el principio de la creación. Nos espera sin impaciencia, porque están en la gloria. En el vientre materno se juega mucho, como usted, don Enrique sabe y no sabía don san Tomás de Aquino, y dos ángeles al niño no dejarán de venirle bien.

Gracias por el enlace, JI, y a disfrutar de tu alegría.

Nicolás, creo que Carmen no se entera mucho, pero su ángel, precisamente, se alegra por ella. Y nosotros.

AnaCó dijo...

Enrique, ¡qué alegría! ¡Enhorabuena a los cuatro!Yo, ángeles, tomistas y sexos aparte, me remito a la lectura del día que propone la liturgia y que acompaña muy bien tu noticia de hoy. ¡Felicidades!

AnaCó dijo...

uy! que me confundido de día, yo como siempre tan secundaria...

batiscafo dijo...

Acabo de enterarme del notición. ¡Qué alegría más grande!

ecazes dijo...

¨Felicitaciones, muchas

Ignacio Trujillo dijo...

Enhorabuena Enrique!
Aunque te sigo desde hace tiempo(muy gratificante por cierto) estos últimos días no he estado muy atento y mi sorpresa ha sido grande cuando hoy se que hay un nuevo pálpito de vida en el mundo.
¡Que seguido, que suerte! (Leí no se qué artículo tuyo sobre una larga espera)Ya veo que te vas a resarcir.
Feliz Navidad, ahora y dentro de unos meses.

E. G-Máiquez dijo...

Gracias a todas las felicitaciones que se van sumando. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Carlos dijo:

Enhorabuena. Me ha sorprendido mucho y gratamente la noticia. Cuando aún andábamos con las mieles iniciales de Carmen, llega un nuevo cántico.