sábado, 27 de abril de 2013

Falsa pimienta


Novedad: gran nuevo libro de Amalia Bautista, en bellísima edición mayor de Renacimiento y con un título precioso y guasón, que habla, por cierto, del árbol familiar.

Creo que para entender bien el título hay que conocer el árbol. La falsa pimienta parece más bien un falso sauce llorón, de manera que hay un guiño a la tristeza —que está en el libro—, pero diciendo: "Ah, no, no, de eso nada: esto es otra cosa", y sazonándola de picante, a veces también falso, pero sin engañar, porque avisa. 

El libro da con una imagen nueva, lo que habría de encandilar a Borges, que sabía que son muy escasas: la puerta giratoria. Lo ve muy bien Antonio Rivero Taravillo, que nos subraya un encabalgamiento magistral. 

Y el libro me dio un toque de atención muy pertinente. Leí el poema "Invitación al viaje" y me encantó. Luego, el crítico que hay en mí me advertía: "Ojo: no es más que una paráfrasis de lo de Cernuda: 'Si no te conozco, no he vivido; / Si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido'". Más tarde, me dije: "Idiota". Tengo que vigilar al crítico de dentro. El poema es estupendo y, sobre todo, te pone el mar y el amor ante tus ojos, y sus peligros y promesas. El poema concreta y cada verso, ¡cada verso!, aporta algo:


INVITACIÓN AL VIAJE 

¿Cuándo iremos al mar, 
tú y yo, juntos y solos?, 
¿cuándo podremos ir al mar?, ¿podremos?, 
¿iremos algún día tú y yo al mar? 
No conozco la arena entre tus dedos, 
ni el olor de la crema protectora en tus hombros, 
no he escuchado contigo el rumor de las olas, 
ni he besado la sal en nuestros labios. 
No sé lo que es quedarse 
a tu lado en silencio mirando el horizonte.  
No he visto el mar contigo.  
No sé lo que es el mar. 

11 comentarios:

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...

Excelente poema, al que próximamente buscaremos un hueco en zUmO dE pOeSíA. Una sola objeción: quedaría mejor "crema", a secas. En este contexto ya se sabe que alude a la crema protectora, pero dicho así recuerda un anuncio de Nivea. En fin: hablando de sol (y de defectos), ya se sabe que hasta el sol tiene manchas.

(¡La que me va a caer encima por decir lo que pienso!)

Anónimo dijo...

Bueno, quizá sí, pero como el poema está en heptasílabos, endecasílabos ya lejandrinos, si se suprime ese adjetivo el verso queda convertido en un decasílabo (himnario) que rechina en el contexto.

Anónimo dijo...

Con toda seguridad A.B. habrá pensado y repensado si poner "crema" o "crema protectora", pero tened en cuenta que al quitar "protectora" el verso pierde la cadencia rítmica endecasílabo-heptasílabo (en este caso alejandrino, 2 heptasílabos), quedando un decasílabo que sería como meter a mitad de un blues una frase de 11 compases en vez de 12. Saludos.
Pacho.

Javier de N dijo...

Ya voy a buscar el libro entero.

Enrique García-Máiquez dijo...

A las cuestiones métricas, hay que sumar una semántica. "Crema protectora" suena un poco redundante, pero "crema" sola provoca una ligera perturbación, que hace que el poema acuse la turbulencia. Me dije cómo lo usaba tan bien Emilio Quintana: ah, era protector solar. Una ventaja clara de "crema protectora", por cierto, es su misma redundancia y lo largo que es, que parece que la mano da vueltas mientras se extiende por el hombro...

Anónimo dijo...

Precioso el poema que seleccionas. Me llama la atención el título, que enfatiza la primera parte del poema, cuando, en mi opinión, la fuerza está en la segunda. BB

Enrique García-Máiquez dijo...

Gracias, BB. Me has hecho caer en algo que había pasado por alto. El título, efectivamente, es un arranque del poema, o un primer escalón a nivel del suelo. Y así se ve mucho mejor como la estructura del poema es un vívido (vivace) in crescendo.

Anónimo dijo...

Sesudos análisis, oh maestros.

ODI ET AMO. Patio de 3º D dijo...

En mi escueto jardín también hay una falsa pimienta, ya con mucha historia familiar.
Me encantan los poemas de Amalia Bautista. Y los tuyos.

Anónimo dijo...

Hablando de originalidad y paráfrasis ¿qué opinión le merece la relación del poema "Revés" del último libro de D'Ors con "Salto" del suyo de usted?

Anónimo dijo...

Hoy he leído en internet este poema de Carlos Vaquerizo y no he podido evitar recordar esta entrada. El poema fue publicado en junio de 2007 en Nueva Revista (http://www.nuevarevista.net/articulos/carlos-vaquerizo-serenidad-clasica). No sé si para entonces Amalia Bautista ya había publicado el suyo en algún sitio, ni si hay algún tipo de relación directa entre ambos textos, o si ambos proceden de Cernuda (o si solo es una casualidad). Lamento que el editor de blogger pueda afear el poema al cortar los versos donde no corresponde.
El poema:

Lima

No he visto el sol en Lima ni la niebla
perderse sobre el mar, al horizonte.
Sólo alejarse lenta y débilmente
como un tango sin patria melodioso
lloviendo y siendo mar, niebla errabunda
corpórea de nostalgia, con la cierta
distancia de esos labios tan queridos.

No he visto el sol en Lima. Tú no estabas.