lunes, 12 de marzo de 2007

La vida es corta

y la acortamos repitiendo frases hechas.

5 comentarios:

Dal dijo...

Frases hechas, salvo cuando las utiliza un genio:

"Hoy no seré feliz, tal vez no importa / Hay tantas otras cosas en el mundo / un instante cualquiera es más profundo / y diverso que el mar, la vida es corta"

JLB

Jesús Beades dijo...

El verso comienza: "Ya no seré feliz (...)"

Lo mejor de ese poema es que desemboca en esa puerta angosta de la angustia personal, que es un barrio concreto, una esquina concreta, un nombre sólo. Todo lo contrario de un tópico: una persona.

Dal dijo...

Cierto, la memoria juega malas pasadas. Tu comentario me recuerda a otro poema (Heráclito, creo), donde está divagando sobre el filósofo y al final nos confiesa que lo único que hace es tejer endecasílabos "para no pensar en Buenos Aires y en los rostros queridos. Uno falta", dice. Acababa de morir su madre y se refugiaba en la poesía.

Borges es inagotable.

Rocío Arana dijo...

Pero bueno, ¡di algo más!

Buentes dijo...

Pese a todos las frases hechas han servido para construir algunos poemas muy bellos, como algunos de Neruda o uno que leí de Blas de Otero hace poco, donde cambiaba una frase hecha con un sustantivo que se parecía mucho al anterior:

De los de antes de la tierra...//

Era el cambio de la frase: De los de antes de la guerra. Me pareció muy original.